¿Cuando empieza el fútbol?



 He de deciros que estoy muy contento. Ayer fui a ver el partido con mi señor padre, y no solo disfrutamos mucho con la victoria en sí de Brasil, si no que aprovechamos para hablar, para ponernos al día de nuestras vidas y demás.
Comimos y bebimos mucho y bien. Si a día de hoy sé algo de cocinar, es porque él es un cocinero de altísimo nivel. Un virtuoso.

El caso es que después de nuestra agradable velada, me llevó a casa y no sé, estaba muy contento. No soy un fanático del fútbol, ni una derrota de mi equipo (R. Madrid), me causa un mal sabor de espíritu y cuerpo más que un rato, pero cuando consiguen una gran victoria, como que el color de mi día cambia. Y es inevitable. Soy más fan del baloncesto, de la NBA en concreto, pero el fútbol es el fútbol, y quiera o no, los brasileños lo llevamos muy arraigado en nuestros corazones.

Y nada que no implicara cierta importancia, iba a quitarme el gozo, pero es que entro en Twitter y no puedo evitar defecarme en un cierto grupo de gente. "¿Cuando empieza el fútbol?" "Vosotros mirad el partido mientras hay 3.000.400.990.001 parados" "Fútbol, el opio del pueblo" Y esto es solo una pequeñísima parte de la pedantería top que puede llegar la gente.

Yo entiendo que existan personas que no les guste el deporte. Normal. Entiendo que a uno no le preocupe la victoria de la selección. Lo que no llego a comprender es a esa tontería que tan de moda está, de decir que el fútbol es para tontos. Que mirar a 22 personas dándole al balón es de monos retrógradas.

A algunos parece que le importa el país solo cuando hay partido. Me parece un acto de lo más infantil. Una manera fácil de llamar la atención. Y es que sin duda, Twitter está lleno de "attention whore", eso ya lo sabía, pero esta manera tan rastrera y decadente de llamarla, me parece demasiado penoso.

Me gusta el fútbol. El deporte en general. Me encanta reunirme con amigos o familiares para vibrar con mi selección. Me excluyo un poco de todo y me centro en eso. Y luego vuelvo a la "realidad". No me parece malo olvidarse de los problemas, lo que sí me parece terriblemente destructivo, es intentar tenerlos todo el rato en la cabeza.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

3 comentarios:

Viviendo utopías dijo...

Yo soy fan incondicional de los deportes (prácticamente de todos), pero del fútbol en concreto. Del Madrid tenías que ser ¬¬
Entiendo y comparto lo que dices, una de las grandes frases que estoy cansada de escuchar es: “ha ganado la selección o tal equipo de fútbol, vaya, mañana ya no voy a trabajar, se han acabado los problemas”.
El deporte es como ir al cine, al teatro, sumergirte en un buen libro, viajar…durante un tiempo los problemas pasan a un segundo plano, que falta nos hacen.
Y más de un@ de los que protestan luego cuando hay que ir a manifestaciones contra desahucios, recortes, no van.
Si el deporte no te gusta es tan fácil como no verlo y respetar al que lo hace sin tener que llamarlo ignorante o cosas peores. Ya que más de uno el único libro que ha visto en su visa son los del colegio y por obligación.

Besitos de una culé

SrtaRoss dijo...

Totalmente de acuerdo con los dos.
Yo no soy fan de los deportes, la verdad, pero me gusta el fútbol y soy demasiado culé para mi propio bien. Y parece que porque te guste, ya dejas de ser apto para todo lo demás o te dejan de importar mil historias que no vienen a cuento, cuando es simplemente otra afición.
Pero como siempre, en Twitter, parece que todo es blanco o negro.




Gatorrante dijo...

Otra culé que se suma ;-) Estoy muy a favor de tu opinión, lo importante es la felicidad que se siente en ese rato, sea fútbol o ganchillo :-P La felicidad es necesaria, para no convertirnos en unos amargados a perpetuidad. Un saludo.

Publicar un comentario